En una sala de actos completamente abarrotada, el alumno Eduard de la Escuela Profesional de Japonés Konnichiwa, junto con su profesora,  brindó al público presente en esta fiesta gala de final de curso una conocida canción en lengua japonesa, cosechando un fuerte y largo aplauso.